Volver a Noticias



La Asociación Viento Alto en el Maestrazgo defiende las energías renovables para favorecer el empleo

Los 11 ayuntamientos que integran la asociación consideran que las renovables son compatibles con otros sectores, como el turístico


Enviada por: Lucia - Fecha: 11-02-2020 13:30:16

La Asociación de Municipios Viento Alto, integrada por once ayuntamientos de las comarcas de Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, ha expresado su defensa de las energías renovables para armonizar la protección del medio ambiente con la gestión sostenible de los recursos endógenos de la comarca, especialmente el eólico. «El objetivo es favorecer el empleo, el bienestar social y económico de los habitantes y contribuir mediante los recursos derivados de estas actuaciones a la suficiencia económica de las corporaciones locales y al fomento del empleo y las actividades económicas», tal y como han explicado a través de un comunicado de prensa.

Subrayan que los ayuntamientos son los primeros interesados en velar por el interés paisajístico y medioambiental del entorno, como así se refleja en la propia constitución de la asociación y en todos los acuerdos que promueve. Además, defienden que hay unos «criterios marcados desde arriba» a este respecto. «Como alcaldes, tenemos que conservar y preservar nuestro territorio. Yo no quiero un molino en los Órganos de Montoro porque produciría un impacto ambiental bárbaro. Pero no es que no lo quiera yo, es que Gobierno de Aragón, INAGA o Medio Ambiente no van a permitir», argumentó Fernando Safont, persidente de Viento Alto.

Esta asociación se conformó hace un par de años por los ayuntamientos de Bordón, Cantavieja, Castellote, La Cuba, Fortanete, La Iglesuela del Cid, Mirambel, Mosqueruela, Puertomingalvo, Tronchón y Villarluengo cuando se comenzó a barajar la posibilidad de acoger renovables.

Entonces, como ahora, no conocían la ubicación exacta de los molinos pero esta es la forma que encontraron para que todos los pueblos pudiesen optar a tener unos ingresos. En Viento Alto están pendientes de una próxima reunión con Forestalia con el fin de conocer los detalles y a partir de ahí comenzar a fijar líneas de actuación concretas. «Llevamos dos años trabajando para, en este 2020, dar a conocer el proyecto en todos los municipios y a todos los sectores, no solo al turístico, si no a todos los vecinos», aseguró Safont.

El pasado 31 de septiembre Forestalia anunciaba en Teruel la instalación de 66 parques eólicos y fotovoltaicos en medio centenar de pueblos de las comarcas del Bajo Aragón, Maestrazgo, Bajo Martín, Andorra-Sierra de Arcos, Cuencas Mineras, Gúdar y Comunidad de Teruel.

Beneficios para las comarcas
La asociación ha hecho un llamamiento al diálogo en las comarcas que se verán beneficiadas por los desarrollos de las energías renovables, y ha reclamado que las empresas promotoras prioricen la contratación de trabajadores residentes en los municipios de la comarca y de quienes quieran fijar su residencia en ellos, para contribuir a luchar contra a la despoblación. «Estamos siempre diciendo que Teruel desaparece, que tenemos en una situación de envejecimiento? pues una de las alternativas son puestos de trabajo», reflexionó Safont.

Aseguró que este tipo de proyectos pueden ser «el último tren que puede llegar a pasar» para el territorio y apeló al diálogo. «En una comarca como la del Maestrazgo, que somos 2.500 habitantes, tenemos que caber todos, sector turístico, eólico, fotovoltáico si algún día llegan? todos», incidió.

También defiende la compatibilidad de las instalaciones renovables con otros usos del territorio, como la agricultura, ganadería, selvicultura, caza, pesca o cualquier otro aprovechamiento sostenible. En este sentido, los ayuntamientos seguirán fomentando y defendiendo sectores como los servicios, talleres, construcción, la agroindustria o el turismo.

La asociación aboga por priorizar la instalación de aerogeneradores en régimen de alquiler en terrenos públicos, con una clara apuesta por fórmulas para distribuir y socializar los beneficios generados, como se demuestra con la propia constitución de asociaciones de municipios como Viento Alto.

Mediante esta asociación, los ayuntamientos agrupados se comprometen a destinar a la Asociación un 15 por ciento de los ingresos recaudados por el alquiler de terrenos públicos y mediante los impuestos municipales derivados de las actuaciones en renovables, como el Impuestos de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre Construcciones (ICIO) y el Bienes Inmuebles de Características Especiales (BICES). Gracias a estos recursos, las asociaciones impulsarán iniciativas para fomentar la actividad económica y el empleo en la zona.

Además, recuerdan que desde la asociación se consultará en todo momento con los vecinos y vecinas de la zona y entidades sociales para explicar lo que puede aportar esta importante inversión a los municipios.