Volver a Noticias



La Asociación Viento Alto en el Maestrazgo, modelo pionero en gestión de renovables

11 pueblos susceptibles de acoger parques eólicos de Forestalia se unen para reinvertir los beneficios y tratar de crear empleo


Enviada por: Lucia - Fecha: 24-10-2019 21:47:57

Buena parte de la comarca del Maestrazgo será territorio de energías renovables. Lo será de la mano de Forestalia, que el pasado 31 de septiembre anunciaba en Teruel la instalación de 66 parques eólicos y fotovoltaicos en medio centenar de pueblos de la provincia. Aunque todavía estar por saber en qué localidades en concreto se instalarán los molinos, en el Maestrazgo hace tiempo que once de ellas se unieron bajo el nombre de Asociación Viento Alto en referencia al nombre de uno de los parques anunciados. Esta agrupación es pionera y está integrada por La Iglesuela del Cid, Cantavieja, Fortanete, Villarluengo, Bordón, Mirambel, Castellote, La Cuba, Tronchón, Puertomingalvo y Mosqueruela.

Se unieron hace un par de años cuando se comenzó a barajar la posibilidad de acoger renovables. Entonces, como ahora, no conocían la ubicación exacta de los molinos pero esta es la forma que encontraron para que todos los pueblos pudiesen optar a tener unos ingresos. Todos los pueblos con molinos ingresarán dinero en las arcas municipales según tengan más o menos molinos, pero de todos, un porcentaje se ingresará en la asociación donde están los 11.

En Viento Alto están pendientes de una próxima reunión con Forestalia con el fin de conocer los detalles y a partir de ahí comenzar a fijar líneas de actuación concretas. No obstante, el objetivo inicial y que envuelve al espíritu de la asociación es «no morirnos». El alcalde de La Iglesuela, Fernando Safont, es el presidente de la agrupación a través de la que pretenden invertir el dinero del que dispongan en atraer empresas. «Con la construcción de los parques se crearán puestos pero tenemos que pensar más allá y ahí es donde creo que la asociación es más necesaria tratando de trabajar en hacer el territorio atractivo para empresas», dijo. Los municipios que no se han incluido en esta asociación son los que no tienen viento o tienen una fuerte protección como terrenos LIC y Zepa que hacen imposible cualquier tipo de instalación. No obstante, la agrupación «está abierta».


De momento, la empresa se está dedicando a medir y ha instalado medidores de viento en varios puntos de varias localidades. En cualquier caso, «la última palabra de dónde se colocan, la tienen los Ayuntamientos porque pueden tener muchos motivos, como puede ser no tapar una vista, entre otros, algo que solo desde lo local se puede prever », aclaró Safont.
«Todos juntos»

Este camino hacia las renovables comenzó con los polémicos molinos que Renomar instaló en la provincia de Castellón pero tan cerca de localidades como Bordón, que son estos vecinos los que «sufren molestias como el ruido por cercanía o las vistas y no perciben ninguna compensación». Para conseguir la llegada de las renovables se habló con todas las empresas, -incluida Renomar- y fue Forestalia la que respondió afirmativamente. «Hemos tenido de lado siempre a Antonio Arrufat como delegado territorial de DGA en Teruel que nos ha guiado en los trámites», dijo recalcando la importancia de contar con la implicación de la administración ahora que ya es una realidad.


La secretaría es del alcalde de Tronchón y presidente de la Comarca, Roberto Rabaza (PAR), y la tesorería es de la exalcaldesa de Mosqueruela, Maribel Gil (PP). «Hemos ido juntos y ese espíritu de solidaridad entre todos los pueblos es el que tiene que mantenerse para que todos salgamos beneficiados», concluyó Safont (PSOE).