Volver a Noticias



Miguela Castel, cien años de vida que empezaron en un Villarluengo de fábricas textiles

"En mi época había bailes para ricos y otros para pobres", dice


Enviada por: Lucia - Fecha: 07-11-2017 01:12:07

Llegar a los 100 años de vida siempre es un gran acontecimiento, y eso fue lo que hubo en Villarluengo esta semana.
Miguela Castel Armengod, de Villarluengo, cumplió cien años el 29 de octubre, rodeada de sus cuatro hijos, nietos, familiares y vecinos, que se sumaron de una u otra manera a la celebración.
Miguela nació en el año1917, en la localidad de Villarluengo. En su juventud trabajó en las fábricas textiles , lo que hoy en día es el Hostal de la Trucha.
Recuerda perfectamente de aquellos días la Romería de San Marcos, que era fiesta en las Fábricas, y también los bailes que se organizaban, como el ?baile de la Aliaga?, en la antigua Venta, y las meriendas que se hacían con las cuadrillas de amigas, en las que cada una aportaba lo que tenía, azúcar, harina, etcétera, para hacer un bollo rápido.

Una vez casada, y ya con sus hijos, se instalaron en la masía de Casa Puchero, donde vivieron bastantes años, y donde se dedicaba a las faenas propias de la casa, hacer la comida, limpiar, llevarle la comida montada en la burrica al pastor, que se llamaba Mariano, según recuerda con total nítidez, su marido, y a ?caudillar a la familia?, explica con humor entre las risas de las presentes. Estas tareas eran muy comunes entre las mujeres turolenses que vivieron en el medio rural durante aquellos años.
Comenta que todo ha cambiado mucho, lo marcadas que estaban entonces las clases sociales ?había baile de ricos y baile de pobres?, así como la forma de vestir de antes, con las sayas, que ?en tiempo de frio se las remangaban por detrás para cubrirse la cabeza del frío y de la nieve?, recuerda. En la imagen superior, Miguela, junto a sus hijos varones Leoncio y Mariano con los que vive en el que ha sido su pueblo de toda la vida.