Volver a Noticias



Conociendo uno de los mejores cielos de España

Los vecinos de Cantavieja participaron en una actividad cuyo objetivo era conocer y comprender el cielo del Maestrazgo


Enviada por: Lucia - Fecha: 24-07-2017 20:16:45

La riqueza natural es, sin duda, uno de los grandes atractivos que tiene la provincia de Teruel de cara al turismo. Entre los numerosos encantos, quizás el cielo sea el más desconocido para los propios habitantes del territorio. Posiblemente pase desapercibido porque es algo cotidiano, que está ahí todos los días, pero que muy pocas veces se observa y se disfruta. La provincia es uno de los lugares de España con menor contaminación lumínica, una situación que la convierte en uno de los mejores lugares para disfrutar del cielo y las estrellas. Entonces, ¿por qué no salir a dar un paseo para conocer y observar uno de los grandes «tesoros» que tiene Teruel?
Precisamente esto fue lo que hicieron cerca de un centenar de personas el martes pasado en Cantavieja. El Ayuntamiento, dentro de la semana cultural de la localidad, organizó una actividad con el objetivo de «poner el valor el cielo» e intentar que los vecinos reflexionaran y comprendieran que «la noche es mucho más», tal y como cuenta Maribel Aguilar, guía Starlight encargada de explicar los secretos del cielo del Maestrazgo.
Uno de los temas tratados durante la actividad fue la orientación y las estrellas. «La humanidad siempre se ha guiado con las estrellas. El cielo es importante, no solo climatológicamente sino también desde el punto de vista práctico. En las labores agrícolas y en la trashumancia, ha sido muy importante en toda la provincia», destaca Aguilar. «Para la gente del pueblo es un completo desconocido. Nuestros abuelos utilizaban las lunas para el tema de la agricultura, pero ahora no tenemos cultura. No nos han enseñado a observar el cielo», cuenta Marta Monforte, concejal de turismo y cultura de Cantavieja.

La ermita de San Blas fue el lugar elegido para disfrutar de los secretos del cielo de Cantavieja
Durante la charla, Aguilar dio las pautas para buscar la estrella polar y lograr así una óptima orientación; también tuvo tiempo para explicar los movimientos de traslación y rotación de la tierra, básicos para comprender que el cielo cambia con el paso de los meses. El origen de las estrellas fugaces fue otro de los temas a tratar durante la charla. «Son fragmentos de roca que flotan alrededor de la atmósfera y que arden cuando pasan a las primeras capas creando la estrella fugaz. Hay temporadas del año en la que pasamos por zonas de escombros en el espacio y es cuando se producen las denominadas lluvias de estrellas. Tenemos las Perseidas, que son las de agosto, y las de Leónidas, que son para noviembre. Para mí, las más espectaculares son las segundas pese a ser menos conocidas», indica la guía Starlight.
Un recurso más para el turismo
Es evidente que el cielo turolense es de excelente calidad y el Maestrazgo es un claro ejemplo de ello. Con un buen número de localidades por encima de los 800 metros de altura y con la escasa contaminación lumínica de la zona, la comarca puede presumir de tener un gran tesoro. «El cielo de aquí es de excepcional calidad», destaca Aguilar.
El turismo del cielo y las estrellas es un recurso «fácil de aprovechar» que puede abrir nuevas vías en el mundo del astroturismo. Una manera de apostar por los recursos naturales disponibles y que contribuye al desarrollo sostenible del territorio. Desde la comarca ya se trabaja en la potenciación de este nicho y el espejo donde mirarse está en Gúdar Javalambre. Allí el Observatorio Astrofísico de Javalambre ha convertido a Teruel en un referente mundial de la astronomía y son muchos los viajeros que acuden a disfrutar con un productor turístico innovador.